Momentos inolvidables de Nike Mercurial


Con motivo de la presentación, el próximo 7 de febrero en Londres, al mundo de los nuevos botines Nike Mercurial 2018, la marca del swoosh quiso recordar aquellos momentos que quedaron en la retina de todos los fanáticos del fútbol en donde los Nike Mercurial fueron protagonistas.

Un zapato que debutó en 1998 y que con el pasar de los años y de evoluciones acorde a las nuevas tecnologías ha acompañado grandes instantes que vale la pena rememorar.

El debut en los pies de El Fenómeno

Brasil jugaba su segundo partido en la Copa del Mundo de Francia 1998. Luego de superar 2-1 al elenco de Escocia era el turno de enfrentarse a Marruecos. Todas las miradas estaban puestas en Ronaldo. El “9” de la verdeamarela todavía no lograba marcar en el campeonato y los Nike Mercurial lo acompañaban en la cancha. Corría el minuto 9 y El Fenómeno recibía a la entrada del área grande un pase de Rivaldo y conecta de media volea para dejar sin oportunidad al portero Benzekri. Este fue su primer gol en Mundiales lo que significó empezar una linda historia que lo tiene erigido como el goleador histórico del Torneo.

Un gol para enmarcar e inaugurar un premio

El 15 de abril de 2009 Cristiano Ronaldo defendía la camiseta del Manchester United. El portugués calzaba los Nike Mercurial cuando al enfrentaba al Oporto y se despachó un tiro de media distancia inatajable para el portero. Este tanto fue el gol que dio inicio al Premio Puskas que reconoce la mejor diana del año. El 2009 Ronaldo inauguró y se quedó con este galardón.

Décima Champions para el Real

Luego de su gran campaña en el equipo inglés Cristiano Ronaldo fichó en el Real Madrid. Golazos de todo tipo lo transformaron de inmediato en ídolo del equipo merengue. Sin embargo, el 24 de mayo de 2014, en la final de la Champions League, el jugador se paró frente al portero del Atlético Madrid y el minuto 119 convirtió el penal y el 4-1 definitivo con que el equipo del Real consiguió su décima orejona.

Consagración de CR7

Dos años después los mismos rivales se repetían las caras en la misma final. Nuevamente Real Madrid versus Atlético Madrid se disputaban el trofeo de clubes más importante de Europa. Y en esta ocasión Cristiano Ronaldo tomó la responsabilidad de ser el ejecutor del último penal de la tanda. La historia es conocida. CR7 convirtió, lanzó su camiseta al aire y el Real Madrid acumuló 11 Champions League en sus palmares. Adivinen quien acompañaba a Ronaldo. Sí, los Nike Mercurial.

Aparece Neymar

En el 2011 se jugó uno de los partidos más recordados por los aficionados a la liga brasileña. Se enfrentaba el Santos de Neymar contra el Flamengo de Ronaldinho. El marcador favoreció 5 a 4 al equipo de Río de Janerio. Sin embargo, el entonces joven Neymar Jr. nos regaló uno de los mejores goles vistos en el torneo. El jugador recibió la pelota en el lateral eludiendo a tres jugadores para asistir a un compañero quien se la devuelve de inmediato. Sobre la misma Neymar arma un campo de diversiones entrando al área grande para resistir la marca de dos férreos defensores que solo buscan derribarlo, pero el actual “10” de Brasil se la pica al arquero desatando la locura en la cancha y convirtiendo ese tanto en el gol merecedor del Premio Puskas 2011.

Orgullo brasilero

Luego de la vergonzosa paliza propinada por Alemania en el Mundial de Brasil 2014, la selección Brasileña de Fútbol necesitaba reponerse ante sus seguidores. El 20 de agosto de 2016 nuevamente se verían las caras con el combinado teutón en la final de los Juegos Olímpicos. Neymar quien llevaba puestos sus Nike Mercurial marcó el gol de la verdeamarela que los llevó a la definición por penales. Luego de que ambas escuadras convirtieran sus 4 ocasiones, el portero Weverson detiene el tiro de Peterson y Neymar tiene la responsabilidad de convertir el último penal y llevar a conseguir a Brasil el único título que faltaba en sus vitrinas. Con una corrida en zigzag clavó la pelota en el ángulo y desata la alegría en su país.

USA femenino se consagra con un golazo de la mano de Carli Lloyd

Si antes hablábamos de la venganza de Brasil ahora recordamos la redención del combinado femenino de Estados Unidos. En el 2011 el representante de Japón venció en la final por penales a la escuadra de USA en el Mundial Femenino de Fútbol. Cuatro años más tardes las mismas selecciones se enfrentaban nuevamente en una instancia similar. No obstante, la mediocampista Carli Lloyd y sus Nike Mercurial sacaron un golazo de otro planeta. La jugadora recibe en su propio campo, elude a una rival y antes de cruzar la mitad de la cancha levanta la cabeza y lanza un tiro que se coló en el arco nipón.

Y la lista sigue

Durante más de dos décadas, los Nike Mercurial han sido parte de todo tipo de momentos icónicos alrededor del mundo. Estuvieron en los pies de Clint Dempsey cuando aseguró el 2-0 derrotando sorpresivamente al imbatible equipo español en la Copa Confederaciones el 24 de junio de 2009 en Bloemfontain, Sudáfrica –ver aquí-. Eden Hazard lució los suyos el 2 de mayo de 2016 cuando convirtió el gol de empate hacia el final del partido, un regalo para Jamie Vardy y su equipo de luchadores que, contra todos los pronósticos, se coronaron campeones de la Premier League en la temporada 2015-2016 –ver aquí-. Alexis Sánchez hizo buen uso de sus botines con el penal picado que le dio a Chile el triunfo en la final de la Copa América el 14 de julio de 2015 en Santiago, prolongando la sequía de copas de Argentina –ver aquí-. Y cuando el 17 de abril de 2016 Christian Pulisic se convirtió en el extranjero más joven en convertir un gol en la máxima categoría del fútbol alemán, ya todos saben qué botines tenía puestos –ver aquí-.

En la última década, en Europa, durante los torneos nacionales más importantes del mundo, se convirtieron 110 goles con el icónico botín, 35 de ellos en la principal copa europea en 2016, convirtiéndose en el botín más goleador del torneo. Solo en la última temporada, se convirtieron más de 1000 goles con los Mercurial en las principales ligas europeas. Cada uno de estos gloriosos momentos inspira a otros jugadores a calzarse un par de Mercurial y salir en busca del gol, soñando con algún día ser protagonistas de un momento icónico.

Escrito por:

Diego Duran
Periodista, Rapero, Dj. frustrado, amante de mi chica, de las zapatillas y las motos. Runner semiamateur, pichanguero y escalador amateur. Colocolino de corazón. Papá de www.mistillas.cl
Url corta de este articulo:

¿QUÉ TE PARECE?