El “Bred” de cada día


La campaña de lanzamiento de las Air Jordan IV “Bred” (2019) enfocó su norte en el juego de palabras del pan (“Bread”) o giros estéticos sobre la harina. Una estrategia cuestionable pero que calza perfectamente con la venta vivida hoy en Chile.

El anuncio de que este modelo llegaría a varias tiendas del país, específicamente Nike, Bold y DROPS, me dejó un poco despreocupado ante la posibilidad de que se agotaran rápidamente. Sin embargo, la pera fue mayor y decidí llegar media hora antes a uno de los lugares más cercanos en donde estaría la zapatilla. Aparecí en la tienda Bold Mall Florida Center alrededor de las 09:30 horas, sabiendo que la venta comenzaba a las 10:00 horas, y me encontré con una especie de fila esperando que esta sucursal abriera sus puertas.

Pregunté si existía algún orden para la compra y algunos me comentaron que se estaba haciendo una lista de manera autogestionada. Cuando me quise inscribir en esta nómina me dijeron: “Pero llegaron solo 13 pares y ya estamos todos”. “Ah, entiendo. Me voy entonces, gracias”, respondí. A lo que de inmediato alguien me comentó: “Pero yo te las revendo”. “Olvídalo”, repliqué. “Chao cabros”, me despedí.

Antes de marcharme para ir a otra tienda en busca de la zapatilla otra persona me dice: “Oye, pero él está vendiendo su cupo”. “No, gracias, no compro cupos”, contesté y me fui.

¿Por qué cuento esto? Porque creo que en Internet y encuentros de fanáticos de las zapatillas se habla mucho de la existencia de una “cultura sneakerhead” en Chile, concepto que discuto mucho pero eso es harina de otro costal, pero finalmente lo que nació no es más que nada un seudomercado de reventa y aprovechamiento de los que verdaderamente aman las zapatillas.

Siempre he creído que hacer una fila nos denosta como compradores, pero una vez un amigo me dijo que es lo más justo, ya que si verdaderamente quieres la zapatilla irás muy temprano para asegurar tu par. Pero también hay que tomar en consideración aquellos que van a estas filas con el papá, abuela, mamita, hermano y perro para comprar todos los pares posibles. ¿Con qué objetivo? Sacar una foto con todas las cajas, subir la foto a Instagram y después vender casi todos los pares. Ojo, que incluso conozco casos que venden el único par que compraron luego de subir una publicación a las redes sociales con las zapatillas puestas.

Creo que hechos como estos ensucian un movimiento que costó que se creara en Chile y que con el paso de los años ha crecido de forma exponencial. Este mercado paralelo se subió a un carro que iba avanzando rápidamente y que deja el fanatismo por las zapatillas por debajo del lucro.

Ojalá que esta práctica vaya decayendo y que los pares queden en pies de quienes realmente desean la zapatilla a un precio justo. Y que por el contrario, no se transforme en el pan de cada día.

PD 1: Finalmente pude comprar mis Air Jordan IV “Bred” (2019) a precio retail, ya que inmediatamente partí a Bold Mall Plaza Vespucio, antes de que abriera el centro comercial e hice la fila, pero al llegar a la tienda un vendedor anunció que solo llegaron 22 pares, así que me fui a Nike, me dieron el número 27 y pude adquirir mi par.
PD 2: Perdón a los que no pude saludar en las afueras de Bold Mall Florida Center pero la urgencia de conseguir las AJIV era mayor.
PD 3: Ojalá que con el cupo vendido sientas que estás aportando a este movimiento.

Escrito por:

Diego Duran
🎈 ❤ Mi perro es el Homero 🐶 Colocolino / Zapatillas en @mistillas.cl, cerveza y vinilos de rap / Cero hypebeats www.mistillas.cl
Url corta de este articulo:

¿QUÉ TE PARECE?